La leche es una emulsión de elevada complejidad físico-química, que las hembras de los mamíferos utilizan para alimentar a sus crías. La leche y los productos lácteos influyen determinantemente en la alimentación de gran parte de la población mundial, debido a su enorme riqueza nutricional. El conocimiento y comprensión de sus propiedades se convierten en requisitos fundamentales a la hora de manipular o transformar este alimento de primer orden. La mayoría de los productos de origen lácteo se consumen en momentos y lugares muy alejados del sitio en el que se obtuvo la leche, siendo posible gracias a los tratamientos químicos y físicos que la industria moderna aplica metódicamente. Los avances tecnológicos perfeccionan continuamente los procesos lactológicos y permiten ofrecer al consumidor una gran variedad de productos.

En el tratamiento de la leche y productos derivados, los aditivos alimentarios se utilizan como sustancias necesarias para contrarrestar determinados efectos perjudiciales y para conseguir comportamientos tecnológicos deseados.

La gama de productos que Río Blanco ofrece al sector lácteo se basa en las propiedades secuestrantes, reguladoras de pH y donadoras de carga eléctrica que atesoran las materias activas presentes. Las interacciones entre los aditivos con el calcio y con las proteínas lácteas son determinantes para la consecución de los objetivos tecnológicos deseados.

La leche es una emulsión de enorme complejidad en la que pequeñas variaciones de las condiciones físico-químicas producen efectos especialmente intensos. Con el uso de aditivos alimentarios se obtienen respuestas tecnológicas intencionadas mediante la adición de sustancias con funciones definidas.

La gama de productos estabilizantes que Río Blanco ofrece a la industria láctea es amplia y variada.

 



 

// PRODUCTOS ESPECÍFICOS

 

RIOFOIL

Es empleado en la fabricación de queso en porciones para reemplazar las proteínas lácteas o el queso natural para proporcionar un untado suave y ligero.

 

BOMKEST

Producto especialmente desarrollado como Queso. Ideado como queso en la industria alimentaria para pizzas, lasañas, sandwich, cordon bleu, etc. Principalmente para fundir por acción del calor.

 

ADIFOS 85

Genera un efecto estabilizante en la leche UHT previniendo la formación de precipitados cálcicos y creando un complejo caseína-calcio-fosfato estable.

 

ADIFOS 80

Genera un efecto estabilizante en la leche UHT previniendo la formación de precipitados cálcicos y creando un complejo caseína-calcio-fosfato estable.

 

ADIFOS 75

Mezcla homogénea de fosfatos alimentarios especial para el tratamiento de leche UHT. Produce un efecto estabilizante en las leches que se someten a temperaturas elevadas. Previene la precipitación de sales cálcicas y la coagulación de proteínas. No modifica la viscosidad ni la opacidad de la leche.

NADIFOS 60

Aditivo especial para el tratamiento de natas. La materia activa del producto se concentra en finas láminas en la crema de la leche, estabilizando la espuma y el pH. Confiere a las caseínas una mayor hidratación y un aumento de la viscosidad. Reduce el efecto de sinéresis.

 

NADIFOS 40

Aditivo especial para el tratamiento de natas que sufren un tratamiento térmico UHT. Con este tratamiento se incrementa notablemente la vida comercial del producto.

 

CADIFOS 32

Aditivo de características especiales para el enriquecimiento en calcio de la leche. Producto inerte y de tamaño de grano microfino que no influye en la estabilidad de la leche y no es detectado por los sentidos al ingerir la leche.

 

QUEFOS 11

Aditivo especialmente desarrollado para la estabilización de queso líquido para industrias alimentarias. Buena capacidad solubilizante de proteínas.

 

QUEFOS 22

Mezcla de sales fundentes especial para quesos fundidos para untar o cortar. Proporcionan un ph ideal (5.6-5.7) favorable al mantenimiento de la emulsión de la materia grasa en la pasta.

 

QUEFOS 33

Aditivo para el estabilizado de queso en barra o en lonchas de consistencia elástica.